Publicador de contenidos

Orduña-Añes

Orduña-Añes

Descripción del itinerario

La primera de las etapas del Camino Real de la Sopeña nos invita a recorrer los pasos de mulas y mercaderes en su trasiego entre las tierras castellanas y Orduña. Partiendo de esta última localidad nos dirigimos hacia Lendoñogoiti para buscar el camino que, a media ladera y sin apenas desnivel, nos acerca hasta la dolménica población de Añes.

Orduña Añes
Orduña Añes
Orduña Añes

Km. 0.- URDUÑA / ORDUÑA

 La aduana de Orduña, actualmente reconvertida en hotel-balneario, es el nacimiento o fin, según se mire, del Camino Real de la Sopeña; su destino u origen, las tierras castellanas, tierras que el camino busca a través del burgalés valle de Mena.

El camino abandona esta localidad rindiendo una visita al Santuario de La Antigua, situado al oeste de la ciudad, tras cruzar las vías del ferrocarril por un paso elevado. 
Tomaremos el camino que se dirige hacia el Txarlazo, y tras un primer tramo a través de un agradable quejigal, la pista endurece su pendiente y traza varios zigzag para alcanzar en una curva la variante GR 284.1 que asciende a los altos de la sierra. Pero nosotros proseguiremos a nuestra derecha, por una amplia pista de tierra que nos conducirá hacia Lendoñogoiti. Ya sin grandes desniveles y entre bosquetes de hayas, pinos y quejigos tomaremos una dirección general hacia el noroeste para llegar al área recreativa de la Fuente La Choza.

Continuaremos nuestra ruta dejando a la izquierda el sendero de La Choza, prosiguiendo por la pista principal. La pista debe abandonarse antes de confluir con la carretera que se dirige a Lendoñogoiti, tomando a nuestra izquierda el camino que nos descubre la silueta del monte Iturrigorri.

Este camino desemboca en una pista asfaltada y girando a nuestra derecha accederemos a la carretera. Seguiremos por ella girando a nuestra izquierda y en pocos metros habremos alcanzado el núcleo de Lendoñogoiti. Desde esta localidad nos dirigiremos hacia el caserío tan cargado de historia que encontramos sobre el pueblo, conocido con el nombre de Venta Fría.

Km 8,7.- VENTA FRÍA

A partir de este punto comenzaremos a sentir en plenitud el Camino Real de la Sopeña. Una pista de tierra que transcurre a media ladera de los relieves de Sierra Sálvada permite evidenciar el camino carretero que fue en su día. Pronto se alcanza una barrera de hierro que nos indica el cambio de territorio histórico. Desde allí se descuelga a nuestra derecha el primero de los carretiles que se lanza hacia el pueblo y embalse de Maroño. El avance nos conduce entre bosques de quejigos, hayas y pinos, que se suceden dejando algunos claros utilizados como pastos, afirmando el uso ganadero de estas tierras. Otro ancho vial que nace a nuestra derecha lleva hasta Agiñaga, distante poco menos de un kilómetro. El camino prosigue en busca de las aguas del regato Ias, que se precipita bajo nosotros en bellas pero inaccesibles cascadas. Una vez vadeado el barranco, encontramos un fuerte repecho que desemboca en un cruce de caminos, donde giraremos a nuestra derecha para proseguir a nuestra izquierda, obviando otro camino que se desgaja hacia Agiñaga a través de una amplia campa para el ganado.

A los pies del Pico Ungino, y tras cruzar un nuevo arroyo que suele permanecer seco, nos encontramos con el cruce de un viejo carretil que desciende a Madaria. Enseguida, otro nuevo ramal desciende a Salmantón, y tras breves pasos la ruta se topa y se suma a una ancha pista asfaltada, último tramo antes de alcanzar el paraje de Oletar. 

Km 15,7.- OLETAR

En este lugar, un ramal a la derecha conduce hasta Menoio, siendo parte de la etapa que lleva hasta Amurrio. A nuestra izquierda, una ancha pista de grava nos conduce hacia los altos de Sierra Sálvada a través de la derivación GR 284.1. Y de frente encontramos el camino que hacia el oeste nos lleva hacia Añes, donde algunos tramos del camino excavados en la roca parecen impregnados todavía del aroma desprendido de mulas y carretas. 

Km 19,2.-AÑES

Parece ser que esta población surge seguramente de su importancia estratégica para posibilitar la unión entre las zonas de los valles de Ayala y Mena, debiendo su presencia al histórico camino. Probablemente nos encontremos en la parte poblada más antigua de Ayala, donde los restos prehistóricos del Alto de las Campas dan fe de ello.

DATOS

Dificultad Media - Alta
Recorrido

- 19,2 km

Desnivel

  -  703 m.

Duración

  -  6h. 09'

Otros itinerarios

Ruta cercana

Añes-Artziniega

GR-284 Etapa 2

Ver más
Ruta cercana

Amurrio-Oletar

GR-284 Etapa 3

Ver más
Ruta cercana

Oletar-Camino del Txarlazo

GR 284 - Etapa 4. Variante 284.1

Ver más